Bienvenido cáncer de mama

17 Jul Bienvenido cáncer de mama

Existen acontecimientos en la vida de una persona que pueden ser difíciles. La vida me ha puesto a prueba y me invita a experimentar un cáncer de pecho. Mis proyectos se han visto parados, las expectativas de mi reinvención profesional paralizadas momentáneamente, sin ingresos…

Gracias al mindfulness, a la práctica de la meditación diaria, puedo experimentar la enfermedad desde una perspectiva diferente a la de la lucha. No lucho contra el cáncer. He elegido tener una buena actitud, normalizar al máximo mi día a día, rodearme de personas que me transmitan energía positiva, abrazar los momentos de dolor, aceptar los momentos de debilidad, llorar si lo necesito sin juzgarme, poniendo atención en cada momento.
Me siento motivada, mi mente y mis emociones se encuentran serenas. Mi cuerpo físico cada vez me acompaña menos por los efectos de la quimioterapia; pero lo acepto, descanso y me cuido muchísimo.

Puedo afirmar que nunca antes he vivido tan concientemente el AHORA, el PRESENTE.

Mi actitud es abierta y de total aceptación. Sin juzgar si es una experiencia buena o mala.

El cáncer me ha regalado la oportunidad de profundizar en mi propia experiencia con el Mindfulness y a la vez aprender sobre el enfoque integrativo del cáncer (alimentación, emociones, meditación…). Y es ahora que puedo comprobar la evidencia de la mejoría en aspectos físicos y emocionales en el momento que estoy viviendo. El poder curativo de la mente en los procesos de enfermedad puede ser un factor determinante.
Me encantaría poder cumplir el sueño de divulgar el Mindfulness mediante cursos, formaciones, consulta individual.

La conciencia plena y la práctica del Mindfulness es una herramienta más para poder escoger las respuestas que deseamos ante los retos que nos depara la vida.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone